IKOR_jazzaldia51

“Oh no, not I! I will survive!

Oh, as long as I know how to love

I know I’ll stay alive!

And I’ve got all my life to live.

And I’ve got all my love to give.

And I’ll survive. I will survive! I will survive!”

El mes de julio, como quien no quiere la cosa, ya está aquí de nuevo. Otra vez verano en la ciudad, terrazas repletas, bicicletas esquivando paseantes a lo largo y ancho del paseo de La Concha, parejas apoyadas de espaldas sobre la barandilla y selfies con la bahía de fondo, baile de toallas y niños con barquillos descendiendo por la rampa hacia la playa… irremediablemente esos triángulos de barquillo, a modo de subliminal publicidad, guían mis pasos hacia la calle Garibay.

Ya conocen todos ustedes ”La Veneziana” y su maravilloso surtido artesanal de helados… doblo la esquina del Boulevard y me doy de bruces con una interminable cola que supera los límites del local e invade la acera… demasiado calor, mi ánimo se desinfla y giro sobre mis talones. En ese momento levanto la mirada y Gloria Gaynor ilumina, aún más, esta mañana de verano desde la cabecera de un cartel. A los pies de su imagen, el anuncio del Jazzaldia, y el mismo confiado mensaje, “¡Sobreviviré!”

“¡Dios te oiga!”, alcanzo a mascullar tras chocar con un grupo de turistas a la carrera en dirección a la ya impracticable entrada de “La Veneziana”.

Entiéndanme, amo el verano en mi ciudad, lo juro. Entre otras cosas porque el mes de julio coincide con la edición del Jazzaldia, un evento que este año dobla también la esquina del medio siglo. Nos plantamos en la edición número 51, prácticamente los mismos años transcurridos desde que Gloria Gaynor iniciara su carrera musical con aquella pequeña compañía de Chicago y el single “She’ll Be Sorry/Let Me Go Baby”. Tendremos ocasión de escuchar su portentosa voz y presencia sobre el escenario que la organización instala todos los años sobre la playa de La Zurriola. El mismo escenario donde en ediciones anteriores pudimos disfrutar con Bob Dylan, B. B. King, Patti Smith, o Bobby McFerrin.

“I will survive!”, gritaba Gloria Gaynor al mundo en aquel verano del 79’. Un canto de reconocimiento y confianza íntima en nuestra propia fortaleza, un grito la libertad personal que se convirtió en himno para varias generaciones.

Quedan ya lejos aquellos dorados tiempos de la música disco y sus reinas de color, pero anoto mentalmente la cita, julio 21, respiro hondo y recupero el paso con decidida confianza… ¡¡conseguiré uno de esos dichosos helados!!

“And I’ll survive

I will survive!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

General

Tags

,