IKOR Plant Spain

Cada vez oímos hablar más del término “Fábricas inteligentes”.  En ellas, las máquinas y los sistemas de información colaboran y se comunican entre ellos, lo que aporta flexibilidad para anticiparse a la variabilidad del producto, y cuentan con trabajadores polivalentes  y experimentados que interactúan con los medios. En estas fábricas, la toma de datos del resultado de la producción, su monitorización, el análisis  de los mismos,  y la toma de de decisiones se hace en vivo.

Mediante sistemas inteligentes de control y gestión, son capaces de “conocer” la situación del producto en el proceso productivo, con qué materiales ha sido ensamblado, qué materiales o procesos están pendientes, si se encuentra en plazo o con retraso… Todo ello en tiempo real y sin necesidad de presencia física en la fábrica. Dicho de otra manera, los productos que se fabrican, cada vez contienen mayor cantidad de información.

Hace un par de meses acudimos a una charla donde se hablaba de hacia dónde irán las fábricas en el futuro. En dicha charla, además de lo arriba expuesto se iba un poco más allá y se explicaba como esta relación entre los medios productivos, los sistemas, internet será cada vez más imprescindible.

Como anécdota, la charla terminaba con un video donde se mostraba cómo en algunas fábricas de Japón están introduciendo robots “con aspecto humanoide” en las cadenas de montaje intercalados con operarios. En este video veíamos también, cómo todos juntos, robots y trabajadores de la fábrica, hacían Tai Chi antes de empezar la jornada laboral.

Esta charla nos hizo recordar cómo era IKOR hace 20 años… A finales de los 80, comienzos de los 90, casi la totalidad de los procesos eran manuales. Con el paso del tiempo, hemos visto y hemos ido interiorizando poco a poco, cómo estos procesos manuales han ido sustituyéndose por procesos automatizados. Primero con máquinas sencillas, y con un software muy básico. Después vino la conexión de los medios productivos la red, lo que nos permitió poder controlar dichos medios desde una conexión externa.

Hoy, una vez unidos los medios a la red y gracias a la sensorización de las líneas de producción,  somos capaces de controlar y monitorizar las distintas áreas de las fábricas. Hoy podemos afirmar que el software y la conectividad de los medios productivos son ya tan importantes como su funcionalidad.

A día de hoy, podemos decir, salvo por el detalle de los robots haciendo taichí…, que IKOR está muy cerca de la visión que se daba en la charla de lo que es una “Smart Factory”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

General, Technology

Tags

,