westworld_ikor

Lo confieso, no somos de los que se apresuran con avidez sobre la serie televisiva del momento por muchas y merecidas alabanzas que acompañen su emisión.

De hecho, todas las ocasiones en que he reunido la paciencia suficiente para sentarme frente a uno de estos modernos folletines ha coincidido con el cierre completo de su emisión. Definitivamente, con el esperado último capítulo de la última temporada es cuando se activa en mi mente ese interruptor… “debería ver esta serie completa, al menos entendería esas bromas absurdas de mis amigos sobre el tal Heisenberg”… Sospecho que, de alguna manera, esto me ha evitado años plagados de nervios y noches insomnes antes de cada nueva entrega seriada.

Con Christopher Nolan a los mandos, “Westworld, ha sido en este sentido una excepción y me mantuvo los tres últimos meses del 2016 pendiente cada semana de las andanzas de tan peculiar Parque Temático y sus no menos curiosos habitantes… ¡y visitantes! Recordaba un pase de la original “Almas de Metal” de Michael Crichton con Yul Brynner en el papel de “cowboy” en uno de aquellos cines de verano de mediados los 70’ pero éste es otro escenario muy distinto. Por ponerles en antecedentes, imaginen la posibilidad de cruzar una pantalla de cine y adentrarse en uno de aquellos maravillosos westerns que nos hicieron soñar en nuestra niñez, películas “del oeste “o “de vaqueros” las llamábamos entonces. No se trata en esta ocasión de dividir el mundo entre “buenos” y “malos”, repartir las pistolas de madera y los “tomahawk” y lanzarnos como salvajes escaleras abajo hacia el patio del colegio… no, aquí todo es real. Y, lo crean o no, sin consecuencias.

Estamos en “Westworld” y puede usted hacer cuanto desee, de eso se trata. Eso incluye, claro está, el asesinato (“considerado como una de las bellas artes”, añadiría con sorna Thomas de Quincey). Que ninguna frontera ética, o moral, le quite el sueño por salvajes que puedan resultar sus actos en este camino de “conocerse a uno mismo”. Los habitantes de este mundo y las tramas con las que interactuará, querido lector, han sido creadas por una entidad todopoderosa con el único objetivo de ayudarle a cumplir sus fantasías… también sus pesadillas, a veces no hay demasiada distancia entre ambas opciones. Al fin y al cabo, estamos hablando de robots…. Un bello ensamble de engranajes, microchips y Circuitos Electrónicos bajo una cálida y armoniosa ilusión de carne humana. Creaciones sin alma… o eso explicaba la publicidad del Parque.

No es mi intención entrar aquí en un análisis profundo de la serie, ni mucho menos. Aun así, la propuesta es fascinante… no solo por presentarnos un posible futuro muy próximo o hacer colisionar las fronteras entre Ética y Tecnología sino por las consecuencias que nos conducen un paso más allá.

Asistimos hoy a una creciente importancia de todo lo relacionado con la Ética en la Gestión de la Cadena de Suministro (Supply Chain Management) y las soluciones adoptadas en este mercado global (Supply Chain Solutions). Las organizaciones, grandes o pequeñas, deben asumir como propias las leyes que rigen la Ética en la Cadena de Suministro y velar por que sus propias prácticas comerciales se ajusten a esta en coincidencia con la Misión, Visión y Valores de las mismas. La preocupación por esta Ética a lo largo de toda la cadena de abastecimiento (incluyendo condiciones justas de carácter laboral y sin discriminaciones de ningún tipo, de higiene, conciencia ambiental y seguridad, de cumplimiento puntual de las legislaciones vigentes en los diferentes países con bases productivas o proveedoras de servicios y materiales) condiciona el día a día de nuestras organizaciones. Incluso grandes multinacionales, como Coca Cola, cuentan con su propio Código de Ética del Negocio y mantiene las mismas expectativas y exigencias éticas de conducta tanto para sus proveedores como para sus empleados. Estamos, en definitiva, en un periodo de necesaria transparencia y escrupulosa ética sobre todos los aspectos que sostienen tanto la Cadena de Suministro como el propio Márketing (como proceso impulsor de valor en la sociedad).

Y es aquí donde “Westworld” muestra con total descaro su elemento más perturbador… no se trata ya de si debemos considerar a estos habitantes de “Westworld”, a los que vemos sufrir, llorar, reír, emocionarse, amar o morir mil veces a lo largo de una vida humana, tan solo como creaciones artificiales o como posibles entidades con algo muy similar al alma humana, no… lo que realmente asusta es todo lo que hay detrás de este costoso decorado. Esa perfecta maquinara de producción con sus innumerables ingenieros, biólogos, genetistas, investigadores, programadores y analistas expertos en todas las ramas de la Ciencia y del Mercado volcados en ofrecer al cliente la tramas más novedosas y arriesgadas y esa perfecta ilusión de realidad, y con ello la promesa de alcanzar sus más íntimas fantasías… sin pararse a pensar ni un solo segundo sobre la ética de su pequeña aportación al gran Proyecto. Sin cuestionarse las pesadillas y sufrimientos que jalonan el camino ni sus imprevisibles consecuencias.

Es difícil explicar este sentimiento de melancólica tristeza al ser testigo del desarrollo y fin de esta primera temporada de la serie. Al menos el maestro Chaplin, en su demoledora “Modern Times” (1936), nos dejó un huequito a la ternura y el humor ante la deshumanización de las Cadenas de Suministro en aquellos duros tiempos de la Gran Depresión… nada de eso encontrarán los visitantes en” Westworld”, pero pasen… pasen, por favor, sean bienvenidos.

Sean testigos de aquello a evitar.

  • Maeve: “I see you’ve already met your makers.”
  • Armistice: “They don’t look like gods.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

Supply Chain Management

Tags