Obsolescencia de los componentes- IKOR

Para el próximo verano, los fabricantes de cerveza dejarán de producir esta bebida, por lo que se recomienda a los consumidores abastecerse con la cantidad suficiente para los próximos años, acostumbrarse a consumir refrescos o hacerse con maquinaría que permita fabricársela en su propio hogar.

¿Te sorprendería recibir en tu email la noticia anterior? Si llevas tiempo trabajando en el sector electrónico, puede que te resulte familiar: estamos ante el problema de la obsolescencia de los componentes electrónicos.

Son varias las causas que pueden llevarnos a esta situación, entre las que nos podemos encontrar con:

  • El rápido crecimiento de la industria electrónica, que hace que el ciclo de vida de los componentes sea menor que el de los sistemas que los incluyen.
  • La implantación de nuevos procesos o materiales que permiten a los fabricantes de semiconductores reducir sus costes adaptándose a ellos.
  • El establecimiento de normativas medioambientales más restrictivas que afectan a los materiales usados para su construcción o ensamblado.
  • La obsolescencia programada

Aunque afecta a todos los sectores, su impacto es mayor en aquellos que, como el industrial,  ferrocarril, elevación, aeroespacial o médico, están obligados a mantener “vivos” sus productos por períodos que superan ampliamente los escasos 5-6 años de vida de muchos de los componentes electrónicos actuales.

¿Cómo podemos gestionar estas situaciones? Principalmente, conociendo el estado dentro del ciclo de vida del componente. Esta característica identifica si el componente es Preliminar (todavía no está en producción estable), Activo (en producción normal), NRND (no recomendado para nuevos diseños), LTB (tiene establecida una fecha límite para comprarlo), Obsoleto (ya no está en fabricación)…

Frente a la actitud pasiva de “esperar a que llegue el problema para afrontarlo”, en IKOR proponemos trabajar de forma proactiva en cada estadio del producto, con el objetivo de minimizar su impacto:

  • En la Fase de Desarrollo de nuevo producto, asegurándonos de utilizar componentes que no están en su fase de declive e incorporando diferentes alternativas de diseño.
  • En la Fase de Industrialización, verificando el status de los componentes incluidos en el BOM proporcionado por el Cliente y proponiendo componentes alternativos en aquellos que supongan algún riesgo. Consulta nuestros servicios.
  • En la Fase de Producción en serie, vigilando periódicamente dicho status, lo que permitirá identificar situaciones de riesgo con antelación suficiente para poder adoptar acciones correctivas (acopio de material, rediseño, búsqueda de otras fuentes de suministro seguras…)

La obsolescencia de componentes mal gestionada puede generar importantes problemas al OEM. La industria está reaccionando, bien sea impulsando normativas (IEC 62402 Obsolescence management – Application guide) o creando portales especializados como obsolescence.com  donde los diferentes agentes afectados pueden compartir información y buscar la solución a su problema.

En IKOR no podremos evitar que desaparezca la cerveza, pero te ayudaremos a que noticias como esa no te quiten el sueño.

Fuente Vídeo: http://www.rtve.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

Sistemas electrónicos, General

Tags

, , ,