IkorHuella
03/09/2015

Big data

Permíteme unas preguntas antes de iniciar este post. ¿Has entrado hoy en alguna red social o has realizado alguna compra por Internet, o tal vez hayas usado tu tarjeta de crédito? Muy probablemente  has contribuido al billón de consultas diarias en Google, al millón de actualizaciones de Facebook o a las más de 10.000 transacciones con tarjeta de crédito que se realizan por segundo y con ello se va conformando un avatar tuyo con patrones de comportamiento y tendencias.

Hoy día la cantidad de información todavía estresa las capacidades de la informática pero ya se ha iniciado una carrera imparable que cambiará las reglas del juego. Quizás la forma más sencilla de comprender la aplicación de gestionar este volumen descomunal de datos sea haciendo referencia a un suceso que protagonizó la cadena americana Target cuando envió a una adolescente cupones de descuento para productos premamá y de bebé. El padre de la criatura acudió a la cadena bastante molesto pero a los pocos días se descubrió el pastel, la chica estaba embarazada. ¿Cómo es posible que esta tienda se anticipara y mandara cupones de productos que esta chica iba a necesitar? Simplemente analizó su avatar… había comprado complementos vitamínicos, toallitas sin perfume y otro tipo de productos que llevaron al programa informático de la tienda a considerarla una madre en potencia.

Nuestros avatares crecen con el tiempo, haciéndose cada vez más completos, y nosotros nos encargamos de alimentarlos diariamente entrando en las redes sociales o comprando un libro en Amazon. En EE UU, uno de cada tres recién nacidos tiene presencia online desde antes de nacer (a través de su ecografía)… En pocos años será muy sencillo saber si juegan al football los domingos y quizás necesiten unas botas nuevas…

Ahora la pregunta a la que nos enfrentamos es, ¿Qué datos debemos explorar?

Veamos una clasificación de qué información nos proporcionan estos avatares:

  • Big Transaction Data: Incluye registros de facturación, en telecomunicaciones registros detallados de las llamadas (CDR), etc.
  • Web and Social Media: Incluye información que es obtenida de las redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, blogs, etc.
  • Machine-to-Machine (M2M): M2M se refiere a las tecnologías que permiten conectarse a otros dispositivos. M2M utiliza dispositivos como sensores o medidores que capturan algún evento en particular (velocidad, temperatura, presión, variables meteorológicas, variables químicas como la salinidad, etc.)
  • Biometrics: Información biométrica como huellas digitales, escaneo de la retina, reconocimiento facial, genética, etc.
  • Human Generated: llamadas telefónicas, notas de voz, correos electrónicos, documentos electrónicos, estudios médicos, etc.

Nosotros ya hemos comenzado a construir el ecosistema de medios metafísicos necesarios para analizar estas grandes cantidades de datos, hemos iniciado el proyecto ¡IKOR 4.0!

Una última reflexión querido lector, tanto tú como IKOR acabamos de alimentar nuestros respectivos avatares con este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

Big Data, Technology

Tags