Mientras las estadísticas no paran de confirmar que las relaciones son cada vez más escasas y su duración, generación tras generación, menor, en IKOR nos empeñamos en no cumplir las estadísticas y tener “relaciones” cada vez más largas con nuestros clientes.

Parece que fue ayer cuando en 1981 IKOR empezó a dar sus primeros pasos como EMS, y ya han pasado 37 años. Clientes con los que IKOR comenzó su trayectoria siguen siendo hoy en día sus clientes, y los que posteriormente han confiado también en IKOR siguen siéndolo década tras década.

En 1998 la familia IKOR creció con su primera implantación en México, y en 2004 con la segunda implantación en China, e IKOR siguió empeñándose en no cumplir las estadísticas y que las relaciones con sus clientes siguieran siendo largas y fructíferas independientemente del lugar de implantación.

¿Cómo es posible que todas y cada una de las plantas de IKOR mantenga las relaciones comerciales con sus clientes durante décadas?

¿Cómo es posible que independientemente de los interlocutores, que cambian a lo largo de los años tanto en IKOR como en los clientes, éstos sigan contando década tras década con IKOR?

¿Cómo es posible que grandes multinacionales adquieran algunos de nuestros clientes y éstas sigan contando con IKOR?

¿Cómo es posible que, con los grandes cambios tecnológicos a lo largo de los años, tanto en los propios clientes como en la electrónica y tecnologías, los clientes sigan contando con IKOR?

En definitiva, ¿Como es posible mantener estas relaciones comerciales vivas y florecientes después de tantos y tantos años?

Como en toda relación, en IKOR nos basamos en cuatro pilares fundamentales: confianza, humildad, flexibilidad y evolución.

La confianza es el pilar principal de cualquier relación, la cual transmite seguridad y tranquilidad al cliente. Este es el tipo de confianza que transmite IKOR a sus clientes a través de sus certificaciones internacionales, su código de conducta (cumpliendo el código de conducta de la EICC), sus promesas cumplidas y su hacer diario para satisfacer sus necesidades.

Humildad para ser conscientes y reconocer que no somos perfectos y nadie lo sabe todo, por lo tanto, nos gusta el trabajo en equipo con nuestros clientes, porque nos hace a ambos más sabios y más fuertes.

Toda relación experimenta a lo largo del tiempo momentos más dulces y otros menos dulces, por lo tanto, cierta flexibilidad para adaptarse mutuamente y buscar soluciones es necesaria a lo largo de los años. IKOR tiene tantas formas de trabajar como soluciones requieren sus clientes, porque cada relación con un cliente es única y especial.

Las organizaciones, al igual que las personas, evolucionan con el tiempo. IKOR es una empresa que evoluciona constantemente con las necesidades de sus clientes. Evolución en cuanto a sus capacidades productivas, a su posicionamiento global, a sus tecnologías y a los servicios y soluciones que aporta a sus clientes.

Por el momento han sido 37 años de largas y fructíferas relaciones con los clientes, porque IKOR considera a los clientes sus “partners” y, por lo tanto, ha cuidado, cuida y cuidará sus relaciones como si fueran una pareja y así nuestros clientes seguirán cumpliendo años con IKOR, basándonos siempre en la confianza, la humildad, la flexibilidad y la evolución constante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Ikor

Somos una compañía global comprometida con la innovación que ofrece servicios integrales de diseño y fabricación de circuitos electrónicos (EMS) incluyendo soluciones completas de cadena de suministro a las compañías industriales y tecnológicas líderes en el mundo.

Category

EMS, General

Tags